Pacto de Toledo: Incoherencia en política de pensiones.

Mantener una posición coherente con lo que se defiende cuando se está en la oposición, y aplicarla cuando se está en el gobierno, es fundamental en cualquier organización política.

Por COESPE (Coordinadora Estatal Por La Defensa Del Sistema Público De Pensiones) Kaos enlared

Mantener una posición coherente con lo que se defiende cuando se está en la oposición, y aplicarla cuando se está en el gobierno, es fundamental en cualquier organización política.

El 5 de julio de 2017 Unidas Podemos (UP) presentó en el Congreso una Proposición de Ley sobre pensiones, que fue recibida con gran satisfacción por el Movimiento Pensionista, movilizado en todas las plazas y calles del territorio español. La PL coincidía en un 90 % con las reivindicaciones en defensa del Sistema Público de Pensiones, por el que los pensionistas luchaban en la calle.

En febrero de 2019, UP rechaza las recomendaciones del Pacto de Toledo, que pretendía, según propias declaraciones, nuevos recortes en derechos sociales y económicos de los actuales y futuros pensionistas. En efecto, se aumentaba la edad de jubilación en consonancia con la reforma del Partido Socialista y sindicatos del 2011; se penalizaba la jubilación anticipada, con nuevos coeficientes correctores; y en lo que se consideraba inaceptable, la continuidad de los PPE (Planes Privados de Empresa), cuyos beneficiarios (bancos y sindicatos) ponían en jaque al Sistema Público de Pensiones. Este rechazo al Pacto de Toledo, por estas circunstancias, nos llevó a una nueva convocatoria electoral.

El día 27 de octubre de 2020, UP junto a otros partidos, aprueban las mismas y nefastas recomendaciones del Pacto de Toledo, que un año antes fueron rechazadas. Habría que preguntarse ¿Por qué este cambio? ¿Qué razones hay para el mismo? ¿Es coherente esta conducta? Con la aceptación de estas recomendaciones, el Sr. Escrivá se prepara para implantar la reforma que siempre soñaron el sistema financiero y el Sr. Pedro Sánchez.

Así es. No solo se mantienen los Planes Privados de Empresa (sistema de capitalización), sino que además el Sr. Escrivá amenaza con desarrollarlos, con ampliarlos, según sus últimas declaraciones, a todos los nuevos trabajadores. Esto conllevará, en un breve espacio de tiempo, a la implantación de la nefasta Mochila Austriaca, anhelada por el Sr. Pedro Sánchez, la Sra. Valerio y la Sra. Calviño.

Una vuelta de tuerca que deja al Sistema Público de Pensiones a los pies de los caballos, al consolidar el sistema de capitalización, los Planes Privados de Empresa y la Mochila Austriaca.

¿Qué ha sucedido para que UP haya modificado su posición, favoreciendo estos PPE? ¿Cómo se pueden aceptar proposiciones de un ministro impuesto por los poderes financieros, en un gobierno supuestamente progresista?
¿Es coherente plantear proposiciones de ley, rechazar pactos de Toledo en la oposición y una vez en el gobierno aplicar y permitir todo lo contrario?

Desde Unidad COESPE y desde el Movimiento Pensionista, rechazamos estos nuevos Pactos de Toledo, rechazaremos la reforma de pensiones que el Sr. Escrivá plantee en base a estas recomendaciones y exigimos a UP la rectificación de una conducta inadmisible e incomprensible.

La coherencia de las políticas sociales, en la oposición y en el gobierno, es primordial. No deseamos que la reforma del Sr. Escrivá del 2021 pase a la Historia como la reforma apoyada por UP y sindicatos, como lo fue
la del 2011 (PSOE y los mismos).

Los pensionistas lucharemos y daremos la espalda en las urnas a aquellos que dicen una cosa y practican la contraria y defenderemos hasta el final unas pensiones dignas, porque GOBIERNE QUIEN GOBIERNE, LAS PENSIONES SE DEFIENDEN.

NO AL PACTO DE TOLEDO.

NO A LA REFORMA ESCRIVÁ.

0Shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *