El PSdeG llama a Feijóo a pedir el estado de alarma

Ante el incremento de casos se han habilitado 16 nuevas camas en el quinto piso del Marcide.

El área sanitaria de Ferrol ya tiene más casos activos de coronavirus que nunca desde el inicio de la pandemia. Según los datos de la Consellería de Sanidade, en solo 24 horas se detectaron 90 nuevos positivos mediante pruebas PCR (el día anterior habían sido 58), lo que eleva el número total de pacientes activos a 412. En consecuencia el CHUF ha abierto una segunda planta covid en el quinto piso del Marcide tras agotar las plazas la ubicada en el séptimo. Además, suspende los ingresos previstos para mañana de operaciones no oncológicas. En la primera área covid hay 35 camas que están ocupadas y en la segunda que se estrenó ayer se han creado inicialmente 16, aunque en función de las necesidades se seguirán incrementando los espacios.

La presión hospitalaria crece en el CHUF y así lo manifestaron algunos facultativos del centro hospitalario en las redes sociales. El número de fallecidos es de 36.

En las últimas 24 horas, los positivos para COVID-19 detectados en Galicia han crecido hasta los 687 , que es el récord de toda la pandemia , ya que el máximo anterior se fijaba en 516 el 29 de marzo. Además, los casos activos ya superan los 6.000 .

El secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, ha pedido este sábado al presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, que actúe con «responsabilidad y sensatez» y se sume a la petición de estado de alarma al Gobierno que ya han hecho otras nueve autonomías.

Según apunta el líder del PSdeG en un comunicado, el estado de alarma es el mecanismo que aporta «más fortaleza y más seguridad jurídica» para aplicar las restricciones precisas para luchar contra el coronavirus.

Ante el aumento de casos y brotes que está experimentando nuestro país en las últimas semanas, el regreso a las aulas universitarias ha sido un factor de riesgo en la segunda ola de coronavirus para que se extendiese durante gran parte del otoño. Si no se toman medidas contundentes, seguir en  las aulas supondrá el aumento de los contagios y convertir los centros de estudio y nuestras facultades en un foco del virus. Como regla general es conveniente anular las reuniones en espacios cerrados con más de 10 personas. Hay que primar que se hagan online, en espacios abiertos o distribuyendo grupos pequeños en lugares distintos. Pero en algunas universidades gallegas se imparten las clases en aulas sin ventanas y sin ningún tipo de ventilación.

Los positivos por covid entre el alumnado y los trabajadores de los centros educativos gallegos escalaban este viernes hasta los 685, repartidos por 378 centros de la comunidad autónoma, según datos facilitados por el Sergas. Hace justo una semana, el viernes 13 de octubre, Sanidade contabilizaba 482 infectados. Es decir, hay doscientos casos más que hace siete días.

Al consultar por el comportamiento de los escolares y las medidas de autocuidado en los colegios, la académica mencionó un estudio realizado en Wuhan, China, que “mostró que sólo el 42,05 por ciento de los escolares realizó el lavado de manos y un 51,60 por ciento mantuvo las instrucciones de uso mascarillas. El resto de los niños no siguió las instrucciones”.

Desde los socialistas gallegos creen que esta escalada de casos debe ir acompañada de la solicitud del estado de alarma, algo que ya han hecho casi una decena de comunidades, y hacen un llamamiento a la Xunta para que se adhieran a la solicitud. 

«La mejor forma de defender la economía es frenar el virus y defender la salud de la ciudadanía», ha sentenciado Caballero.  «Feijóo intenta aparentar que es un caniche pero dentro lleva un dóberman que mordió la sanidad, los servicios públicos y el estado de bienestar». Afirmaba Gonzalo caballero en un diario gallego

La falta de prudencia es una cualidad poco recomendable en las personas, menos aún en un político. El Gobierno de Alberto Núñez Feijóo ha realizado una auténtica purga en la clase médica gallega despojando de sus cargos a media docena de jefes de Servicio de varios hospitales que podían resultar incómodos para ejecutar sus planes de recortes y privatizaciones en la sanidad pública. Un buen jefe de servicio en un hospital es el que exige medios, el que reclama más personal, el que te pide mejorar las cosas, porque esa es la forma de aumentar la calidad asistencial”, explica Pedro Soler, exgerente de Primaria en Mallorca.

Feijóo diseña “la sanidad del futuro”: atender por teléfono. «Toda la medicina que se pueda hacer sin presencia física es la medicina del futuro», proclamó Feijóo, poniendo como ejemplo los 3.000 pacientes contagiados por coronavirus que son atendidos a través del programa Telea del SergasCuando Feijoo o un hijo suyo enfermen, no se van a conformar con que un médico los evalúe por teléfono. Esas pordioserías solo son buenas para los demás.

0Shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *