Pisos vacíos en las diócesis de Rafael Zornoza y los sin techo en la calle.

El blog de Juan Cejudo: MUERE RAÚL, OTRO SIN TECHO, EN CÁDIZ. Juan ...

Gran parte del clero y las organizaciones cristianas de base de la diócesis critican al prelado por estar más ocupado en las cuestiones mercantiles que en las evangélicas.

Una guerra larvada y tenaz se dirime en la Diócesis de Cádiz y Ceuta a cuenta de la gestión de su obispo, Rafael Zornoza Boy (Madrid, 1949). Gran parte del clero local, en silencio, y organizaciones de cristianos de base rechazan la gestión del prelado, al que ven más ocupado en cuestiones mercantiles y pecuniarias que en las evangélicas y las dirigidas a la defensa de las personas en situación de pobreza o exclusión, que en esta provincia, con tasas de paro cercanas al 30%, son legión.

JUAN CEJUDO CALDELAS. El Obispado de Cádiz despide a cuatro ...

Juan Cejudo, que se presenta como cura obrero casado, integrante de diversos movimientos cristianos populares, tiene un blog en el que se hace eco de todas las denuncias relacionadas con la gestión del obispo Zornoza, como el caso de los pisos vacíos propiedad de la Diócesis que intentaron sin éxito que sirvieran para acoger a personas sin hogar, desahuciadas e inmigrantes en una ciudad donde la «vivienda es un problema de primera magnitud», subraya.

«Entre el clero local hay un gran descontento. A todos nos duele el daño que se está causando a tantas familias, con los problemas sociales tan grandes que hay aquí. No hay criterios pastorales, sólo empresariales y, además, de los malos», se lamenta Cejudo. A las quejas formuladas  al Obispado sobre estos pisos, fuentes de la institución eclesiástica señalaron que «esas viviendas de las que se hablan se vendieron ya para fines sociales». A la pregunta sobre cuántas viviendas tiene vacías en la actualidad el Obispado de Cádiz y Ceuta, estas mismas fuentes no precisaron el dato concreto de pisos que se encuentran sin uso, aunque indicaron que no eran «muchos». No dicen cuántos pisos tienen vacíos, pero «no son muchos». Me pregunto cómo un hombre de Dios puede dormir tranquilo habiendo gente en las calles, y él con pisos vacíos… ¿Será que no son tan de Dios como dicen? 

Otro aspecto que se reclamó por parte de Acción-Reflexión y de Podemos Cádiz fue la posibilidad de destinar el Seminario de San Bartolomé a la acogida de personas con pocos recursos. Sin embargo, desde el Obispado de Cádiz y Ceuta apuntaron que este edificio «ya tiene su uso» al acoger «a los 15 seminaristas, a los formadores y a los rectores». Además, también precisaron que este inmueble, por su razón de ser, «tiene destinado un uso formativo», por lo que «no es que esté vacío», además de no poder compatibilizarse ambas actividades.

Creo que sería bueno poner a disposición de las familias sin recursos que se hayan quedado sin techo, o que hayan sido desahuciados de sus viviendas, las casas rectorales que no están siendo utilizadas en la actualidad.

Las víctimas de la crisis no pueden esperar a que organicen “colectas” para repartirlas beatíficamente.

La Iglesia saldría ganando en reconocimiento y credibilidad social. Demostraría con gestos y hechos concretos sus profundas entrañas de misericordia. Porque la gente ya no cree en palabras. Sólo se fía de los hechos.

La Iglesia tiene una red de locales e instituciones. Contamos con recursos disponibles y disponemos de voluntarios

En eso, sólo en eso, nos reconocerán como discípulos de Cristo. Y si no damos trigo en las duras, no esperemos que nos escuchen predicar en las maduras. Ésta es la nueva evangelización que se está esperando en la calle como agua de mayo.

Señores obispos, necesitamos un gesto que refleje claramente que no  se vive ajenos a esta tremenda crisis que tanto hace llorar y sufrir. Un gesto que demuestre a las claras que, además de Caritas y de todo el aparato socio-caritativo, la jerarquía quiere que la Iglesia siga siendo la punta de lanza en la lucha para paliar los dramáticos efectos de la crisis.

La gran tragedia de perderlo todo. Hasta el nido, hasta la propia casa. Los números son dramáticos. Desde 2008 se pueden haber producido cerca de 400.000 desalojos en España, a un ritmo de 517 desahucios diarios. La gran tragedia del país en el momento actual, junto al paro. La jerarquía española, sensible al drama, lo ha denunciado en repetidas ocasiones.

Se trataría de abrir los edificios religiosos semivacíos o deshabitados para los que pierden sus viviendas.

¿Puede hacer algo más la Iglesia? Puede y debe implicarse, pasar a la acción. Con hechos y gestos concretos.

“No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan” (Lc 12,19-20). Consejo evangélico preceptivo para todo creyente en Cristo. 

Recuerdo muy bien la grata experiencia que he tenido en donde católicos y evangélicos de mi diócesis participamos en ayudas a refugiados políticos rusos y armenios. Los evangélicos aportaron un piso de acogida y algunos de los sacerdotes de la diócesis participaron con alimentos. Hoy todos los que vivieron en esa casa están reintegrados socialmente. He visto lágrimas gruesas de personas sexagenarias que llegaron enfermas y sin saber hablar nuestro idioma, pero que hoy en día, gracias a un verdadero ecumenismo, están viviendo dignamente. Recuerdo también la experiencia de que en esa casa compartíamos oración y meditación de la Palabra. No solamente se compartía alimento para el cuerpo, sino también para el Espíritu.

Jesús llamó a los pobres y los buscó por caminos y veredas para su banquete del Reino. ¿Seguimos su ejemplo?

0Shares

3 comentarios en “Pisos vacíos en las diócesis de Rafael Zornoza y los sin techo en la calle.

  • el 9 agosto, 2020 a las 11:39 am
    Permalink

    Gran parte de los jerarcas del Catolicismo no son cristianos. No son seguidores de Cristo.

    Respuesta
  • el 9 agosto, 2020 a las 3:47 pm
    Permalink

    Me parece muy fácil ponerse a criticar a la iglesia, yo personalmente pienso que la gente que dice todo eso no tiene un corazón limpio y por eso se dedican a juzgar y a criticar a los demás, en vez de sacar la viga que hay en sus ojos, se dedican a querer sacar la paja del ojo del hermano.
    Yo soy testigo de haber visto como la iglesia prestaba vivienda a gente sin recursos y que al poco tiempo se apropiaban de lo prestado. También a la hora de recibir ayuda todo el mundo es muy bueno y al final no por el gran favor que se les había hecho iban a misa o se convertían a la fe.
    Cuándo tenían trabajo o recursos no pensaban en devolver el piso, sino que se habían adueñado de él, se lo pasaban a sus hijos, y éstos se comportaban peor que los padres y los problemas con ellos mayores.
    Cuándo el piso se aprovechaba para fiestas, de alcohol o para vender drogas, ya era escandaloso para la iglesia y se intentaba recuperar el piso y era todo un lío grandísimo.
    Si al final de litigios y juicios se recuperaba el piso, no había ningún agradecimiento por todos los años que se les había prestado, sino ir a los medios de comunicación a decir que la iglesia era muy mala que no quería a los pobres y que les echaban del piso, una experiencia dolorosa y amarga que se ha repetido muchas veces.
    La iglesia tiene muchas deudas y todo el mundo sigue con el concepto falso que la iglesia tiene mucho dinero… La iglesia tiene que gastar mucho dinero en sostener el arte de las parroquias, en ayudar a las parroquias pobres y en ayudar como hace con Cáritas, que paga un montón de alquileres, medicinas y demás…
    Las iglesia siempre será muy mala para el que la mira con malos ojos, éstos que tanto la critican que metan a los pobres en su casa y prediquen con el ejemplo, y comprendan que cada vez que se ha prestado algo gratis además del deterioro de los edificios no ha sido fácil recuperar, no ha habido mucho agradecimiento y ha sido fuente de problemas.
    Dejemos de criticar a la iglesia si la amamos que ya bastantes críticas tiene y tratemos de comprenderla y ayudarla en lo que necesite.
    La iglesia hace mucho bien y nada de eso se dice, sino siempre salen a la luz los fallos y lo negativo, que aunque es muy poco en comparación con todo el bien que hace esta de moda denigrar a la iglesia, a los obispos, a los sacerdotes y a los creyentes… Seamos justos, la iglesia no existe para arreglar la pobreza del mundo sino para ayudar a que la gente conozca a Jesús, a Dios y se salven.
    La iglesia, no es una ONG ni tampoco cuenta con el presupuesto del ministerio de asuntos sociales y sin embargo hace mucho bien a los pobres con el dinero de los creyentes…
    Seamos justos y no nos dejemos manipular por las fake news, el obispo Rafael Zornoza es un hombre de Dios que tendrá algún fallo como todos, pero los problemas de un sacerdote resentido con la iglesia por su ideología o por otros motivos que no nos los vendan cómo la verdad absoluta, los problemas personales hay que reconocerlos delante de Dios y que Él sane nuestro corazón con un buen examen de conciencia y una buena confesión.
    Qué nuestro buen Dios nos saque y nos libere del odio o del resentimiento que se mete en los corazones.
    Es ese resentimiento la raíz que nos lleva a criticar despiadadamente a nuestros hermanos.
    Un saludo y me gustaría que este artículo injusto, sea borrado para no confundir y no escandalizar a los pequeños en la fe o a los más fáciles de manipular.

    Respuesta
    • el 9 agosto, 2020 a las 4:00 pm
      Permalink

      ja ja ja. si pudieras lo censurabas…. Es lógico, como buen cura has de defender tu pan… Tienes suerte que aquí no se censura nada y queda tu comentario para que todos puedan ver el corporativismo clerical…para que lo borre tendrías que desplazarte a Ferrol e invitarme en el restaurante el Parrulo con una buena botella de 200 euros como las que bebe tu amigo el obispo…

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *