La privatización de la educación universitaria avanza imparable en Galicia.

  • Galicia: Universidad Intercontinental de la Empresa

El pasado 25 de noviembre, Manuel Castells, al frente del Ministerio de Universidades, dio luz verde para que la «Universidad Intercontinental de la Empresa» proyectada por el banco ABANCA comience a dar clases y firmar títulos universitarios. Tendrá su sede administrativa en Santiago y contará con sendos campus en A Coruña y Vigo.

Desde las tres universidades gallegas se mantendrá la alerta en torno a todo lo que suceda con esta nueva competencia que se presenta en la comunidad. La universidad de ABANCA llega en un momento donde se debate la necesidad de la creación de una universidad privada en Galicia, debido a que las inversiones para la pública han caído, mientras esta sigue perdiendo alumnos y cerrando grados.

USC, UDC y UVigo ya hicieron público su rechazo a estos planes, al igual que sindicatos, formaciones políticas y estudiantes, que con diversas protestas llenaron los campus gallegos de proclamas contra la Xunta y contra la privatización de la enseñanza universitaria.

Desde que el Gobierno de Alberto Núñez Feijóo hizo público el anteproyecto de ley de la que se llamará Universidad Intercontinental de la Empresa, las plataformas en defensa de la enseñanza pública y el rectorado de las tres universidades públicas (Universidade de Santiago, Universidade de Coruña y Universidade de Vigo) han mostrado su disconformidad. La nueva entidad tendrá su sede administrativa en la capital gallega y dos campus repartidos entre A Coruña y Vigo. Las clases se impartirán en el actual Instituto de Educación Superior Internacional de Empresa (Ieside), que pertenece a Afundación.

La Plataforma Galega en Defensa da Universidade Pública, que agrupa a representantes de toda la comunidad educativa, ha mostrado su desacuerdo respecto al informe remitido por el Ministerio de Universidades, y considera que supone un «un nuevo regalo» a Abanca que «favorece la voluntad de la Xunta» y que «entra a romper el sistema universitario gallego». «La educación, especialmente en los estudios superiores, es un nicho de mercado, un negocio, para las empresas que en las últimas décadas se han ido instalando por todo el Estado, aprovechando las limitaciones y los recortes en las universidades públicas impuestos por diferentes gobiernos».

0Shares

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *