El cardenal Cañizares critica la Ley Celaá de educación porque «es ideológica, genera incultos y nos llevará al abismo»

En su artículo semanal en la revista del Arzobispado ‘Paraula», y bajo la pregunta genérica «¿Quién educa, los padres o el Estado?», Cañizares ha empezado con críticas genéricas a la nueva ley defendiendo la enseñanza privada y concertada −de la que participa la Iglesia−, contraponiendo la enseñanza pública que califica como «del Estado, única, o mejor, estatal y estatalista», frente a la privada a la que endulza definiéndola como «una enseñanza de iniciativa social, plural y libre, democrática y para construir democracia en un sistema social y asentado en las bases de la democracia». El cardenal considera que este es «el nudo de la cuestión de la nueva Ley Orgánica», por lo que asegura que la Ley Celaá «es un retroceso gigantesco, que, caminando hacia atrás sin sentir y sin ver, nos llevará al abismo».

¿Por qué la iglesia accede a conciertos en un Estado aconfesional?

Es uno de los aspectos regulados en los acuerdos jurídicos que el Gobierno de UCD y el Vaticano cerraron en 1979, y que obligan a España al tener la misma consideración que un tratado internacional. Su artículo XIII establece que “los centros de enseñanza de la Iglesia, de cualquier grado y especialidad, y sus alumnos, tendrán derecho a recibir subvenciones, becas, beneficios fiscales y otras ayudas que el Estado otorgue a centros no estatales y a estudiantes de tales centros, de acuerdo con el régimen de igualdad de oportunidades”. Se firmó seis años antes de que la legislación española abriera la puerta a la concertada.

Pero parece que el señor Cañizares no sabe de qué forma segrega la educación concertada…

En España hay 20.000 colegios públicos de primaria y secundaria y otros 9.000 entre concertados y privados. Pero los estudiantes no son iguales en todas partes: las brechas de renta y clase social que encontramos entre pueblos y barrios se reproducen —si no se amplifican— dentro de los colegios.

Según el filólogo hispánico y periodista @Otrosvendran, el programa más grave de los centros concertados en España es la segregación social y lo ha explicado a través de un hilo. La concertada nació con la Ley general de Educación de 1970, para poder garantizar que la escolarización se efectuase en todas partes sin perjuicio de nadie. Con el paso del tiempo se ha ido regulando de diversos modos, ha comenzado explicando.

Además el periodista, añade al hilo un artículo de El País titulado<<  ¿Escuela de ricos, escuela de pobres? Cómo la concertada y la pública segregan por clase social>>en el que profundizan en las estadísticas sobre la segregación y desigualdad entre la concertada y la pública.

Tal y como señala @Otrosvendran, la concertada acaba largando a los malos estudiantes, a los conflictivos, a los que tienen necesidades especiales y a los de baja clase social hacia la pública.

Según el periodista solo el 13% de alumnos extranjeros van a la concertada y se utilizan trucos como indicar que no quedan plazas para su hijo, que le aprueban las asignatura suspensas si se marcha del centro o le recomiendan otro centro porque su hijo no se adapta a ese.

Entendemos por segregación escolar la distribución desigual de los estudiantes en las escuelas en función de sus características sociales o personales, o sus condiciones.

De esta manera, es posible hablar de segregación por origen nacional si hay mayor concentración de estudiantes de origen extranjero en unas escuelas que en otras, o segregación por capacidad si hay más estudiantes con necesidades educativas especiales en unos centros u otros, o segregación por origen étnico, o por género o por rendimiento previo o, como es nuestro caso, segregación en función del nivel socioeconómico de las familias de los estudiante

Las causas de la segregación

La investigación también ha indagado en ese tema y ha determinado que son muchas las causas y muy complejas, dado que interactúan entre sí. Sin embargo, se puede afirmar que las más importantes son tres.

  1. Segregación residencial:

Significa la existencia de barrios de diferentes niveles socioeconómicos. Efectivamente, las escuelas ubicadas en barrios más humildes tendrán estudiantes con familias de diferente nivel socioeconómico que las que están situadas en zonas más acomodadas, lo que genera segregación escolar.

  1. Libre elección de centro:

Otra causa son las políticas educativas de libre elección y fomento de competencia entre centros educativos, lo que se denomina políticas de cuasi-mercado escolar, dado que la elección de centro se rige por las leyes del mercado.

Está demostrado que esta libre elección favorece a las familias con mayores niveles culturales y socioeconómicos, que son los que realmente pueden elegir, lo que genera más segregación.

  1. Enseñanza privada/concertada:

El papel que desempeña la enseñanza privada (concertada o no) es la tercera gran causa de segregación. Sobre esto, es interesante saber qué es lo que ocurre en España, dado que es, tras Reino Unido, Bélgica y Malta, el país con más estudiantes escolarizados en centros privados de Europa.

Así, se ha indagado el papel de la educación pública y privada-concertada en la segregación escolar, en el conjunto de España y en cada comunidad. Los resultados (gráfico 3) son claros.

En primer lugar, las escuelas privadas (en este caso, privadas concertadas) segregan mucho más que las escuelas públicas. Para el conjunto de España y en todas y cada una de las comunidades. Pero quizá más llamativo es que lo hacen de forma diferente.

Así, la segregación de las escuelas privadas es especialmente alta en Andalucía, mientras que en la Comunidad de Madrid, con mucha claridad, la escuela pública contribuye a la segregación más que ninguna otra comunidad. Sin duda, las decisiones de políticas educativas están detrás de esta realidad.

0Shares

Un comentario en “El cardenal Cañizares critica la Ley Celaá de educación porque «es ideológica, genera incultos y nos llevará al abismo»

  • el 21 noviembre, 2020 a las 12:46 pm
    Permalink

    La Iglesia defendiendo sus dineros y sus negocios. Bendiciendo que el Sistema derive dinero público de nuestros impuestos hacia determinadas manos privadas.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *