Ayuso adjudica a dedo un contrato de 808.000 euros para la seguridad del hospital de pandemias a una empresa de una exconcejala del PP

Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO Madrid - Inicio

Silvia Cruz Martín, ex teniente de alcalde de Alcorcón con David Pérez, es la administradora única de la empresa que se ha llevado el contrato para la seguridad del Isabel Zendal sin concurrencia ni publicidad.

La sanidad privada vive en un boom en España. En cinco años, del ejercicio de 2014 al de 2018, los hospitales privados han aumentado su facturación en casi mil millones, con un crecimiento del 16,71%. El seguro privado ha subido en número de asegurados casi un 15% en entre 2015 y 2019, estabilizándose por encima de los 10 millones. El volumen de primas de las compañías ha crecido un 20%.

A la medicina privada, la pandemia la sorprendió en cifras récord. Las cifras lo indican. Los hospitales privados no benéficos alcanzaron en 2018 6.670 millones de euros de facturación, como recoge el recién presentado informe de la Fundación IDIS Sanidad privada, aportando valor, que no ofrece datos de beneficios de las compañías. Esto supone un crecimiento de 265 millones, un 4,13%, con respecto al año anterior. Si tomamos los últimos cinco años con datos ya publicados, el periodo 2014-2018, el crecimiento es de 955 millones, un 16,71%, lo que da idea de la fuerza del crecimiento de la sanidad hospitalaria privada en España.

El contrato por 808.000 euros para la vigilancia del hospital Enfermera Isabel Zendal tendrá una duración de seis meses. La empresa es propiedad de la familia de la también ex-teniente de alcalde de Alcobendas en el Gobierno en el que David Pérez, actual consejero de Vivienda y administración local, fue alcalde de la localidad.

Desde la Consejería de Sanidad aseguran que «se ha contratado a una empresa que ya ofrece este servicio en hospitales de la red pública». Estas mismas fuentes justifican el trámite de emergencias «debido a la próxima apertura» del hospital de Valdebebas, «una vez que las constructoras nos entregan la obra y la seguridad pasa a ser competencia de la administración».

«El contrato se ha realizado por un periodo provisional de 6 meses, que es lo se va a tardar en licitar un contrato abierto por procedimiento ordinario», añaden.

La inversión en hospitales de gestión privada ha crecido tres veces más en los últimos cuatro años que en los públicos (19,4% vs. 6,4%), según un estudio de UGT. Los grandes centros de referencia han quedado «descapitalizados», concluyó un informe preliminar de la Cámara de Cuentas relativo al periodo 2011-2015, mientras las derivaciones de pacientes van en aumento. También escalan, en la misma medida, las facturas que cobran las empresas gestoras por atenderlos. Una operación en un hospital externalizado cuesta hasta seis veces más que en uno público, según el órgano que se encarga de la fiscalización de las cuentas en la región.

«Los abusos en privatizaciones son especialmente dañinos en la imagen de lo público. Si hay controles, puede funcionar. Funciona en la socialdemocracia sueca, por ejemplo. Pero tiene que estar bien ejecutado y permitir a todos la libertad para elegir. Y no una falacia de libertad», valora Víctor Lapuente, catedrático en Ciencia Política en la Universidad de Gotemburgo (Suecia). Mientras los profesionales sanitarios están dando, literalmente, la vida para salvar vidas, con unos recursos diezmados por los recortes del PP, desde la derecha se pretende colocar una cortina de un humo plagado de deslealtad y de indignidad para que la ciudadanía se olvide del austericidio del gobierno del Partido Popular que tanto daño ha hecho a todos y a todas. 

0Shares

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *