USE EL TALENTO DE LA INFLUENCIA

Texto: Rom. 14:7 Porque ninguno de vosotros vive para sí, y ninguno muere para sí.

Aplicación : Muchos están constantemente tentados a considerar que cualquier influencia que hayan obtenido es el resultado de algo valioso que hay en ellos mismos. El Señor no obra con ellos, puesto que no dará a ningún ser humano la gloria que pertenece a su nombre. ¿En qué condiciones cooperará el Señor con nosotros? (1) Si andamos en total humildad de pensamiento; (2) Si miramos a Dios, confiando en Él; (3) Si obramos en nuestra salvación con temor y temblor; (4) Si no nos ensalzáramos a nosotros mismo ni tuviéramos en más elevado concepto del que debemos. ENTONCES : (1) Concederá su sabiduría, su poder divino a cada uno que esté empeñado en su servicio. (2) Hará de nosotros sus siervos humildes y confiados representantes; (3) Aceptará nuestras vida como un sacrificio vivo, nos usará y nos sostendrá… ENTONCES : (4) Aumentará el sentido de la responsabilidad. (5) Nuestros talentos serán dados a los banqueros para que sean incrementados y se dupliquen. Nuestra vida no nos pertenece. Es de Cristo. Todo es suyo, y nosotros hemos de emplear nuestras facultades en hacer la voluntad de Dios. Velemos y oremos, usemos y seamos usados en hacer la voluntad de Dios de todo corazón. Llevemos cada talento que nos ha sido encomendado, como un tesoro sagrado, para ser empleados en impartir a otros el conocimiento y la gracia recibidos. Así satisfará el propósito por el cual Dios nos lo dio… Debemos tener en estima la verdad de que Dios es nuestra salvaguarda en toda posición de influencia. Cada pizca de influencia ha de ser apreciada como un don de Dios.

Nota importante: Dios pondrá a cada uno bajo su supervisión para que reconozca que al Señor pertenece toda la gloria de su éxito. Si hacen esto, crecerán en conocimiento y sabiduría… El ojo de la mente ha de estar fijo sólo en la gloria del Señor. (Alza tus ojos).

Oración : Padre queremos tener una adecuada apreciación del encargo celestial que nos has otorgado, queremos ir diligentemente y fervientemente a trabajar para utilizar lo que poseemos… Queremos declarar que nuestro éxito se debe a que tu competente mano de descansaba sobre nosotros, alabamos tu poder activo… Danos sabiduría para nos exaltarnos a nosotros mismo. Padre enséñanos a usar los dones confiados para que de ellos obtengamos el mejor provecho y, bajo tu supervisión, estos talentos ganen otros, te lo pedimos en el nombre de Jesucristo, amén .

0Shares

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *