“… para que alumbre a todos los que están en casa” Mt. 5:15

Jesús está diciendo que los creyentes somos la luz del mundo, y que, por lo tanto, no debemos estar “escondidos” sino estar en un lugar donde esa luz pueda ser efectiva. Este es un mensaje muy conocido por todos nosotros. Se encuentra en la línea de otros textos, como “vosotros sois la sal de la tierra”, o cuando se nos compara – en palabras del apóstol Pablo – a “cartas escritas”.

Pero hay un aspecto en el que quisiera hacer un énfasis. El texto de hoy nos dice: “para que alumbre a todos los que están en casa”. Nuestra luz debe, en primer lugar alumbrar – haciendo uso de esas palabras – “a los que están en casa”. Es, tal vez, sólo una imagen, una figura, pero pienso que nos puede inspirar en este día, a cada uno de nosotros, para procurar ser luz en nuestro hogar, y serlo para cada uno de los miembros que lo componen.
Antonio Martínez Carrión 

0Shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *