“Estad alerta por vosotros mismos, no sea que…” Lc. 21:34

“Estad alerta por vosotros mismos, no sea que…” Lc. 21:34

¿Qué puede ocurrirle al ser humano si no está alerta en este tiempo?

¿Qué puede ocurrirle si no lo está por sí mismo y depende de los demás?

Estas palabras de Jesús forman parte de su mensaje para los tiempos finales y describen peligros graves, que afectan al alma y a su destino.

Estar alerta implica poner atención, pero no sólo eso. También supone ser conscientes de que hay que prepararse. Especialmente, tenemos que estar alerta y huir de la “anestesia” dominante, de la trivialidad, de la comodidad, del conformismo, de la inconsciencia.

Y no se trata de mirar hacia aquí o hacia allá, sino dentro de nosotros mismos, en un trabajo personal de reflexión y análisis.

Jesús nos informa, nos avisa, nos previene. Es como una voz que se extiende desde los siglos pasados, consciente del tiempo que habríamos de vivir. 

“no sea que…”
Antonio Martínez Carrión

0Shares

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *