“Estad alerta por vosotros mismos, no sea que…” Lc. 21:34

“Estad alerta por vosotros mismos, no sea que…” Lc. 21:34 ¿Qué puede ocurrirle al ser humano si no está alerta en este tiempo? ¿Qué puede ocurrirle si no lo está por sí mismo y depende de los demás? Estas palabras de Jesús forman parte de su mensaje para los tiempos finales y describen peligros graves,… Seguir leyendo “Estad alerta por vosotros mismos, no sea que…” Lc. 21:34

“Pero tengo contra ti que has dejado tu primer amor” Ap. 2:4

En estos tiempos, donde nos rodea la visión empresarial, la estadística, los gráficos, etc. puedo visualizar la imagen de una pizarra con un gráfico de evolución. Esto es frecuente en la economía, en la política, etc. cuando se trata de expresar gráficamente los beneficios de una empresa, el valor de unas acciones, la expectativa de… Seguir leyendo “Pero tengo contra ti que has dejado tu primer amor” Ap. 2:4

“… para que alumbre a todos los que están en casa” Mt. 5:15

Jesús está diciendo que los creyentes somos la luz del mundo, y que, por lo tanto, no debemos estar “escondidos” sino estar en un lugar donde esa luz pueda ser efectiva. Este es un mensaje muy conocido por todos nosotros. Se encuentra en la línea de otros textos, como “vosotros sois la sal de la tierra”,… Seguir leyendo “… para que alumbre a todos los que están en casa” Mt. 5:15

“… y me dejaréis solo; más no estoy solo porque el Padre está conmigo” Jn. 16:32.

Hay, básicamente, dos tipos de soledades: la buscada y la encontrada sin buscarla. La primera, bien vivida, puede ser enormemente positiva, pues hay cosas muy importantes que sólo se pueden encontrar en la soledad (“en tu aposento y a puerta cerrada” Mt. 6:6). Pero hay otra que es encontrada sin buscarla, y que muchas veces es… Seguir leyendo “… y me dejaréis solo; más no estoy solo porque el Padre está conmigo” Jn. 16:32.

“… para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos” Jn.17:26

Se nos muestra en este texto el deseo de la divinidad: que su amor llegue hasta cada uno de nosotros, que podamos percibirlo, sentirlo en lo más profundo. Y el medio, el vehículo indispensable para que el amor de Dios llegue hasta cada uno de una forma pura, incontaminada, es Jesús. Nadie más podría serlo. … Seguir leyendo “… para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos” Jn.17:26