Feijóo, un buen gestor de sí mismo….

Galicia y Euskadi encaran las elecciones más atípicas de la ...

Cuando la gente no vota gana la derecha, pero cuando la gente vota gana la izquierda.

Todo ha sido nuevo en la campaña menos el resultado. Mítines vaciados de contenido y público, gente privada de voto por los rebrotes, papeletas acompañadas de monodosis de gel hidroalcohólico, cabinas que antes custodiaban el voto secreto ahora sin cortinas, y colas de gente separadas por metro y medio de incertidumbre vital, pero con seguridad en el (trágico) final.

Todavía no me queda muy claro si las elecciones las ganó el PP, o Feijóo, que dedicó la campaña a esconder el logo del partido, a esconder su programa político y mostrar su cara más amable de gestor de lo público y las limosnas a los sanitarios. 

Alberto Núñez Feijoo es un mal presidente del ejecutivo gallego, como ya demostró en anteriores ocasiones, algunas bien sonadas, como en el tema no olvidado de la obligada fusión de las cajas gallegas, que terminó como terminó, en beneficio de un banco venezolano. Un magnifico regalo de Feijóo a los Escotes pagado con el dinero de todos los gallegos. Banesco es un banco que se desarrolló con Hugo Chaves, en muy buena necesaria sintonía con el régimen bolivariano. Chávez, que llevó a cabo más de 1.000 adquisiciones forzosas no cumplió su amenaza con Banesto, propiedad de Escotet. De hecho, su reinado fue una bendición para banqueros, que se enriquecieron con los controles cambiarios y las altas tasas de interés, logrando altos rendimientos del capital sin hacer mucho, intereses que han hundido a buena parte de la economía productiva de Venezuela. El proyecto socialista de Chavéz dependía de los bancos como Banesto para financiar la deuda pública, y algunos, como Escotet, supieron aprovechar la situación.

FUE UN ESPLÉNDIDO REGALO DE FEIJOO | Los venezolanos chavistas de ...

 Feijóo admitió que impulsó la fusión de las cajas gallegas sabiendo que estaban en quiebra.

Con respecto a Alcoa es una lástima que, después de diez años de ejercicio público, Feijóo salga a escasos días de las elecciones anunciado un plan para salvar 5.000 puestos de trabajo: es vergonzoso.  La Xunta de Galicia “tiene todas las competencias en materia industrial, de acuerdo con el artículo 30 del Estatuto de Autonomía”, Pachi Vázquez,  ya se había dirigido el  29 DE SEPTIEMBRE DE 2012 al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para exigirle «no más mentiras, no más engaños» con Alcoa, «como hizo -dijo- con los contratos de Pemex y con la fusión de las cajas». «Que no engañe más, que no haga lo que hizo con Pemex, que engañó masivamente a toda Galicia diciendo que habría unos contratos que ahora sabemos que no existen», afirmó.

Pachi Vázquez también reclamó apoyo institucional para una empresa que constituye, indicó, «el corazón económico de A Mariña y el principal motor económico de la provincia de Lugo».

En cuanto a la Sanidad no podemos salir de nuestro asombro. Cada noticia que conocemos sobre el sistema sanitario público en Galicia, es peor que la anterior. Con una pésima atención primaria, colapsos en urgencias, dilatadísimas listas de espera, el deterioro de los últimos años es más que alarmante por la muy deficiente gestión del Sergas. La Atención Primaria fue un quebradero de cabeza para el presidente de la Xunta durante toda la legislatura, con numerosas protestas, huelgas y dimisiones de jefes de servicio. Feijóo diseña “la sanidad del futuro”: atender por teléfono. «Toda la medicina que se pueda hacer sin presencia física es la medicina del futuro», proclamó Feijóo, poniendo como ejemplo los 3.000 pacientes contagiados por coronavirus que son atendidos a través del programa Telea del SergasCuando Feijoo o un hijo suyo enfermen, no se van a conformar con que un médico los evalúe por teléfono. Esas pordioserías solo son buenas para los demás.

En varias ocasiones la plantilla del Hospital de A Coruña se quejaba de las medidas adoptadas por el Ejecutivo que dirige Alberto Núñez Feijóo. En verano del año pasado también denunciaron el cierre de camas y el colapso del servicio de urgencias, algo que unido a la reducción de empleos desemboca en un incremento de las listas de espera, tanto médicas, como quirúrgicas.

Huelga general en la atención primaria gallega - De Verdad digital

Las limitaciones para la atención primaria, incluyendo los sistemas tecnológicos necesarios, impiden una buena atención a los enfermos, dicen desde SOS Sanidad Pública. Hay centros de salud que tienen más de una semana de espera, ahora con la pandemia recurrieron a la atención por teléfono” dice Manuel Martín. La precarización de la atención primaria se tradujo según SOS Sanidad Pública en que “el 20% de personas tiene seguro en empresas privadas, el 30% recurre a urgencias por no tener repuesta rápida en atención primaria y con las listas de espera, hay una concertación del 40%”.

Enfermeras Eventuales en Lucha había hecho un trabajo de campo sobre la eventualidad en el sector de la enfermería. “Nuestros cálculos estimaban un 40% de eventualidad, en 2017 el Consello de Contas de Galicia había hecho también cálculos sobre el mismo tema y el resultado daba una cifra del 38,8%”. Así, se confirmaba un alto índice de eventualidad que se sumaba a lo que consideran actos de discriminación laboral. “Pedir una baja o un día de libre disposición después de 61 días de trabajo continuado no es posible, lo primero que te dicen es que eres una contratada y que no tienes derecho”.

 Muchas veces los menos aptos están en los grandes tronos. Sobre esto también escribió Ortega y Gasset en la rebelión de las masas… Antes mandaban los señoritos, algunos bien, pero a costa de los pobres y de la pobre gente.

Cuando Feijoo deje la política posiblemente se agarre a las puertas giratorias de una gran fábrica para seguir aumentando sus ingresos.

Después de todo esto habrá quien diga que todavía no ha comenzado a gobernar en esta legislatura, pero para mí que después de cuatro legislaturas a este señor no se le ven visos de cambio.

0Shares

Un comentario en “Feijóo, un buen gestor de sí mismo….

  • el 14 agosto, 2020 a las 12:33 pm
    Permalink

    Ya conocemos a Feijoo y al Partido Privatizador. Y sabemos que a la mayoría de los gallegos les gusta la idea de perder toda proteccion social pública. Eso queremos y eso tendremos.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *